Mordedores bebe

Los dientes se empiezan a formar en el embarazo, a partir de la sexta semana de gestación. Se irán desarrollando hasta aparecer en la boca del bebé a partir de los 6-8 meses y asta los tres años, aproximadamente. Aparecerán 20 piezas dentales (10 arriba y 10 abajo), más conocidas como dientes de leche. El orden es orientativo porque el ritmo de cada niño es diferente.

 

La aparición de los dientes supone un cambio en cuanto a la alimentación y al habla. El bebé empezará a pronunciar los primeros sonidos comprensibles y, además, el movimiento de masticación constante también estimula el crecimiento de la mandíbula.

 

Ante este gran cambio los bebes están más irritados, lloran constantemente sin motivo aparente, están más agitados, les cuesta dormir, lo muerden todo, el babeo es constante, la zona perioral irrita, pierden el apetito y en algunas ocasiones, también pueden tener unas décimas de fiebre o diarrea. No por causa de la erupción directamente, sino por llevarse todo a la boca, lo que hace que exista una mayor propensión a padecer pequeñas infecciones respiratorias o digestivas.

 

Se recomienda la utilización de refrigerables para ayudar a aliviar el dolor de la presión y evitar que el bebé este molesto e incómodo. Prevenir la irritación de la zona de alrededor de la boca y utilizar productos farmacéuticos para aplicar sobre las encías y aliviarlas.

Los dientes se deben limpiar desde el momento de su aparición. Primero con una gasa húmeda, y en cuanto salgan las primeras muelas ya podemos utilizar cepillo de dientes especial para bebés. Durante los dos primeros años será suficiente con limpiar los dientes una vez al día y a partir de entonces pasaremos a cepillarlos dos veces al día, por la mañana y la noche.

Es importante tener en cuenta que:

  • No se debe utilizar la pasta de dientes con flúor hasta los 6 años.
  • Seguir las indicaciones del pediatra y acudir a la revisión con el dentista.
  • Revisar que nuestro pequeño se ha cepillado bien los dientes.
  • Mantener una dieta sana para conseguir una buena salud bucal. Evitar el consumo excesivo de azúcares refinados y alimentos como chocolate y pasteles.

Fotografía https://goo.gl/G9Jaey

Share this entry