El tabaco y los dientes

La influencia del tabaco en las encías va más allá del hecho, bien conocido, de que el tabaco mancha los dientes y produce un característico mal aliento.

El tabaco:

  1. Determina, en parte, el estado de sus encías.
  2. Condiciona negatiamente el resultado del tratamiento periodontal.

En este informe se pretende dar a conocer los resultados de años de investigación sobre la influencia del tabaco en la encía. Si usted fuma y tiene enfermedad de encías (periodontal) podemos afirmar que:

  1. Dejar de fumar supondrá un enorme beneficio en su salud periodontal.
  2. Una mayor eficacia a largo plazo del tratamiento.

E

l tabaco determina el estado de sus encías.

los estudios sobre población indican que los fumadores, y especialmente de grandes cantidades, tienen una clara tendencia a la enfermedad periodontal. Esto se explica por el efecto local de los proudcots derivados de la combustión del tabaco y el efecto general desencadenado por los productos tóxicos del tabaco sobre el organismo. La encía recibe un menor aporte sanguíneo y de oxígeno, a la vez que disminuyen sus mecanismos defensivos contra las bacterias de la placa bacteriana.

Esto justifica que estas bacterias dañinas produzcan una mayor destrucción del conjunto de elementos de sujeción del diente.

¡No confíe en que sus encías estén sanas porque no sangren, SI USTED FUMA!

El que su encía no sangre, aun estando muy afectada, es un signo más del efecto del tabaco: a tener un menor aporte sanguíneo y de oxígeno, la encía tiende a sangrar menos.

 

Fotografía https://goo.gl/B5CsZr

 

Share this entry
Donostia
Vitoria