Otros Tratamientos

Servicios de calidad para nuestros pacientes.

En Aritza Mate creemos que todo caso ha de ser estudiado minuciosamente para conocer la necesidad de tratamiento de la boca y para saber también los objetivos y expectativas que quiere conseguir cada uno.

Para ello, realizamos un estudio fotográfico junto con un scanner (de mínima radiación) y unas medidas. A continuación, el equipo multidisciplinar se reúne para estudiar cada caso y discutir las posibilidades, según los resultados que el paciente desea obtener. Es entonces, cuando volvemos a reunirnos para explicarle su problemática, proponerle las diferentes opciones de tratamiento, cuántas de las expectativas deseadas se pueden conseguir y poner a su disposición las facilidades y formas de pago. Al mismo tiempo, es una nueva oportunidad para escuchar las inquietudes de la persona o familiares, así como las posibles dudas que hayan surgido.

Una vez que hayamos concretado lo que queremos, ya sólo queda nuestra parte favorita: ¡Trabajar duro!

El diente en su parte interna, está constituido por un tejido vasculonervioso, es decir, un conjunto de nervios y vasos sanguíneos que son los encargados de vascularizar e inervar al resto de tejidos del diente. Por distintas causas (caries muy profundas, traumatismos etc.) ese nervio a veces se inflama de forma irreversible causando dolor e infección de la pieza. Es en este momento, es cuando ha de ser tratado por un tratamiento de conductos.

La endodoncia consiste en acceder el espacio donde habita el paquete vasculonervioso y limpiarlo meticulosamente dejando los conductos sin este tejido ya infectado, para posteriormente sellar los conductos con un material y reconstruir la pieza. De esta manera, conseguimos que el diente se mantenga en boca, devolviéndole la función que desempeña.

Es una de las áreas de la odontología más importante a tener en cuenta, ya que se trata de cuidar y mantener la salud de los tejidos que rodean el diente, hueso, encía etc. El mantenimiento de estas estructuras es esencial para mantener los dientes, ya que una falta de cuidado puede llegar a provocar una pérdida de hueso que soporta nuestros dientes.

En cuanto a la mejor forma de trata la enfermedad periodontal es hacerlo desde un punto de vista preventivo, mediante una exhaustiva higiene y unos hábitos de vida saludables. No obstante, hay factores genéticos y/o socioambientales que conllevan la necesidad de aplicar tratamientos regenerativos.

Tener una bonita sonrisa es más que una sonrisa bonita, es ganar confianza y autoestima, mejorando al mismo tiempo el perfil de la belleza significativamente, el cual está constituido por la simetría entre ojos-boca.

Nuestra sonrisa por tanto, es una parte fundamental de nuestra personalidad y de nuestra calidad de vida. Con unos dientes sanos y bonitos, podemos alimentarnos correctamente y relacionarnos con confianza. Por ello, cuando una sonrisa pierde su armonía contamos con tratamientos variados para recuperarla, entre los más destacados, blanqueamientos, carillas dentales, ortodoncia e implantes.

La odontología conservadora, como su propio nombre indica, se dedica a conservar las piezas dentarias cuando ha habido una agresión como una caries. Dependiendo de la cantidad de pérdida de tejido dentario podemos rehabilitar esa pieza reconstruyendo con un empaste de composite o haciendo una incrustación de porcelana (onlay o inlay).

La incrustación de porcelana u onlay, es la mejor opción en dientes posteriores agrietados o fracturados o en caso de dientes dañados por caries muy grandes. Hoy en día también se utilizan para reemplazar los empastes antiguos de amalgama.

Por tanto, el onlay permite restaurar un diente fracturado rehaciendo solo la parte que falta de la muela en porcelana. Este trabajo se realiza en un laboratorio protésico y a continuación se coloca en boca mediante métodos de adhesión. Es el tratamiento de elección cuando la pérdida de tejido dentario es muy grande; ya que refuerza la muela, sin tocar el nervio. Por otro lado, la porcelana no envejece en el tiempo, es más resistente y estética y no sufre contracción, a diferencia del composite. Para más información, podéis consultar nuestro blog.

Ortodoncia Funcional. La ortodoncia funcional es un tipo de tratamiento que se realiza a edad temprana (en muchos casos en dientes todavía de leche) que evita tratamientos más complejos y agresivos como puede ser extracción de piezas definitivas o paladares muy estrechos. Aunque hoy en día, el tratamiento de ortodoncia en adultos ha evolucionado de tal manera, que es raro el caso en el que han de realizarse extracciones. La ortodoncia funcional nos va a facilitar la preparación de huesos y dientes para su correcta erupción.


Ortodoncia Damon.
Es una técnica de ortodoncia con brackets autoligables. A diferencia de la ortodoncia convencional, la técnica Damon permite una ortodoncia con fuerzas más ligeras, más aceptables por las estructuras que rodean al diente. Las estructuras bucales responden mejor y permiten una expansión mayor. Esto nos permite modificar la forma de la arcada haciendo que todas las piezas entren en ella sin tener que hacer extracciones de piezas. Esta ventaja, nos permite basar el diagnóstico en el perfil de la cara y los labios. La extracción de las piezas se decidirán hacer dependiendo de si la persona tiene un perfil muy plano o muy cóncavo.

Tratamientos de Anestesia y Sedación. Ofrecemos sedación consciente en tratamientos quirúrgicos y de larga duración, así como en caso de padecer fobia a la consulta odontológica en cualquier tratamiento.

La prevención consiste en tratar los problemas antes de que éstos se presenten. La educación de los niños y/o adultos en un adecuada higiene oral y una correcta alimentación, ayuda en la mayoría de los casos a evitar posteriores problemas dentales. Por ello, la detección temprana de caries o de afecciones periodontales es vital par la salud de nuestros dientes.

El objetivo de nuestra profesión es respetar, mantener y alargar la vida de las estructuras bucales lo máximo posible. Por eso, en Aritza Mate incidimos mucho en la importancia que tiene la participación activa de nuestros pacientes en su propia salud bucal.

Insistimos en la necesidad de realizar revisiones periódicas así como una limpieza anual para evitar la acumulación de sarro y por tanto, enfermedades como la gingivitis y/o periodontitis. Nuestro propósito es instruir y dar la posibilidad a nuestros pacientes de prevenir las enfermedades bucales y como deben mantener una correcta salud bucal, con el fin de obtener un resultado óptimo para ambos.

Seguir las instrucciones indicadas y acudir a las visitas programadas nos da la posibilidad de garantizar nuestro trabajo una vez finalizado cualquier tratamiento, ya sea desde una limpieza hasta una rehabilitación completa sobre implantes.