Es necesario extremar la higiene gingival durante la pubertad. En esta etapa el incremento de los niveles de esteroides sexuales afecta de forma temporal a la salud de las encías, provocando gingivitis asociada a la pubertad. Las encías se inflaman y enrojecen, sangran al contacto y generan un empeoramiento de la higiene bucodental por las molestias que causa el cepillado.

Para ello aconsejamos cepillar los dientes tras cada comida. Sabemos que esto es complicado, enfatizamos en la importancia del cepillado antes de acostarse, ya que es el más importante de todos. Aconsejamos la utilización de sedas y cintas dentales que eliminan más del 80% de la placa dental presente en las zonas a las que el cepillo no llega.

Y por último recordamos la importancia de las revisiones odontológicas regulares que permitirán una prevención adecuada.

Share this entry
Donostia
Vitoria