Conchi

¡Qué reto!

Apareció por nuestra clínica, esta chica encantadora, Conchi, con su sonrisa que lo expresa todo. Necesitaba un pequeño arreglo en sus dientes. Conchi tenía una mordida cruzada anterior y posterior (los dientes inferiores mordían por delante de los superiores). Esto había provocado un desgaste severo de toda la boca a lo largo de los años, perdida de múltiples piezas.

El caso además de presentar la dificultad de una mordida invertida, presentaba una dificultad añadida y es que ya venía con varios implantes osteointegrados en posiciones que no eran favorables para su rehabilitación; tenía un implante prácticamente en el centro de la arcada superior, en el centro de la cara.

Después de estudiar el caso, decidimos que el único tratamiento posible para mantener sus piezas era recolocarlas mediante ortodoncia; esto no es un tratamiento adecuado para cualquier paciente, puesto que necesita una gran colaboración, pero en este caso, Conchi accedió y en una sola fase de tratamiento conseguimos invertir su mordida. Tuvimos, para ello, que extraer un incisivo inferior.

Después de la ortodoncia, continuamos el tratamiento con la colocación de algunos implantes y unos provisionales de PMMA  para rehabilitar su oclusión y su estética. A partir de ahí terminamos el trabajo con coronas, carillas y puentes de cerámica.

Donostia
Vitoria